Imperio de la América Mexicana

Aniversario del fusilamiento de Allende, Aldama y Jiménez

Palabras de S. M. I.

El 26 de julio de 1811 la Nueva España vive el primer golpe en contra del primer movimiento insurgente, encabezado por Miguel Hidalgo e Ignacio Allende. Los líderes Allende, Aldama y Jiménez, militares que organizaron en la medida de lo posible las fuerzas insurgentes, son mandados fusilar por la justicia española.

Como fecha de pesadumbre, los anahuacenses debemos guardar la memoria de los valientes señores que lucharon por la independencia de la patria. Como hijos de la misma tierra, lloremos a nuestros héroes que sacrificaron a su familia, su tranquilidad y su futuro para ver libre a su raza.

Ciertamente, la independencia que se concluyó en Iguala no es la misma que se proclamó en Dolores. La Nueva España conoció al menos tres proyectos distintos de independencia, sólo uno prosperó.

La proclama de Hidalgo no es la misma que la de Morelos, menos aún que la del Emperador Iturbide.

La historia nos enseñó que lamentablemente, los movimientos que emprendieron nuevos valerosos héroes herederos de Hidalgo no consiguieron más que debilitar a la Nueva España y disminuir sus caudales. La destrucción de su fuerza industrial, la desunión y las miles de muertes sólo agravaron la condición social y económica. No obstante, ni Hidalgo, ni Allende, ni Morelos, ni alguno de los insurgentes merecen repudio o censura por dicho acto: el objetivo era la libertad de la patria, quizás los medios no fueron los correctos.

Nuestros héroes de la Independencia están juntos, pero no se mezclan. La libertad conquistada por el Héroe de Iguala es, sin embargo, la misma clase de libertad que perseguían Allende, Aldama y Jiménez, ni mayor ni menor clase de libertad querían para la patria.

Aprendamos, anahuacenses, a honrar la memoria de los padres de la independencia, lloremos su castiza muerte y honremos su memoria: sepamos separar a los buenos hijos de los malos hijos de la patria. Sepamos distinguir de aquellos que no hicieron más que el bien de la patria, de aquellos que con un solo acto hicieron desvanecer todos sus méritos.

Sepamos, pues, honrar a Hidalgo, a Allende, a Aldama, a Jiménez y a Abasolo, con todo el respeto y la admiración, y sepamos también honrar la memoria del serenísimo Héroe de Iguala.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s